14 de Julio de 2024
Catena anuncia una campaña educativa para promover la producción de botellas de vino más livianas, liderando en Argentina el movimiento que busca disminuir la huella de carbono reduciendo el peso de las botellas.

Laura Catena, viticultora de 4ta generación de Catena Wines Argentina, está al frente del movimiento que promueve una industria sostenible y el cuidado del medio ambiente. Todos sus vinos pasarán de botellas de 700g a 500g y algunas aún más livianas.

Expandir esta modalidad a todo el sector vitivinícola es un desafío muy importante que incluye la educación tanto de comerciantes como de consumidores.

Dra. Laura Catena, viticultora de Catena Wines Argentina

La Dra. Laura Catena es una pionera ecológica. Comenzó a innovar en 2010 cuando se implementó el Código de Sostenibilidad de Bodegas de Argentina, basado en el código de sostenibilidad interno de Catena Wines. Este código reúne las pautas y mejores prácticas para toda la industria del vino. Sin embargo, la Dra. Catena aclara que los esfuerzos de sostenibilidad deben adaptarse a las realidades locales para poder materializarse. Muchos acuerdos internacionales de sostenibilidad ambiental son alcanzables para bodegas del primer mundo pero difíciles de adoptar en países en desarrollo. 

Hay iniciativas que, con mucho esfuerzo, se están realizando. Precisamente, Catena está liderado avances ambiciosos reduciendo el peso de las botellas en un 40% en toda su cartera. De acuerdo a un estudio realizado por un grupo universitario financiado por el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente, en Argentina, el peso de la botella puede representar hasta 60% de la huella de carbono de un vino. De modo que si el peso se reduce, en consecuencia se reduce notablemente su huella de carbono.

La última novedad es una calculadora desarrollada para Bodegas de Argentina por la consultora LSQA, que mide la huella de carbono. Esta medición podrán hacerla todos los productores. Catena será la primera bodega con medición de emisiones de carbono auditada. 

25 de Junio de 2024

Alacarta

Elevar al vino argentino por otros 200 años

Laura Catena manifiesa que este emprendimiento es muy importante para Catena pues se trata de elevar el vino argentino por otros 200 años y en pos de esto, es crucial preocuparse por el cambio climático contribuyendo a reducir las emisiones en Argentina y el mundo. 

En la práctica, Catena, comenzó el proceso de reducir el peso de las botellas hace una década. En sus vinos de volumen, la reducción fue agresiva: 40% en el total de las botellas de Catena Family Wineries. Y los Catena para mercados de exportación, de 700 a 480 gramos. Cambios monumentales que se traducen en un ahorro anual de 1.200 toneladas métricas de vidrio.

Catena lanzó botellas de vidrio para Appelattion Vista Flores Malbec 45% más livianas

 

Cuidado del medio ambiente: tema transcendental en el mundo 

Laura Catena menciona que los compradores de vino en Europa están pidiendo a sus proveedores reducir las emisiones de carbono, es decir, los gobiernos piden a las cadenas minoristas que exijan esta condición a sus proveedores. 

De hecho, grandes minoristas internacionales han firmado el Acuerdo sobre el Peso de las Botellas de SWR (Sustainable Wine Round Table) para reducir el peso medio de las botellas en sus inventarios a menos de 420 gramos para fines de 2026. Esto va a requerir un gran cambio para miles de productores que quieran continuar vendiendo a ciertos mercados.

Catena se encuentra haciendo ese cambio, pero no siempre puede mostrar los mismos resultados que bodegas de países con infraestructura más avanzada. La transición a botellas más livianas no es fácil y es costoso. Se necesita tecnología y conocimiento para fabricar botellas más ligeras porque estas botellas se rompen más fácilmente y las muy livianas son aún más propensas a roturas en las fases de producción. A esto se suma el proceso de control de calidad que es mucho más elaborado para este tipo de botellas. 

En relación al vidrio Catena trabaja con varios proveedores lo cual ayuda a mantener los precios, pero sería muy positivo que los demás productores de vino adoptaran las botellas de vidrio más livianas promoviendo así mayor producción y oferta disponible. Para esto, todo el conocimiento que tiene Catena sobre el vidrio y los cambios de botella los comparte con los otros productores argentinos en las reuniones del Código de Sostenibilidad. 

El otro desafío: la percepción del consumidor.  

En vinos de menos de US$ 15, la gente elige marca y reseñas. La botella no es importante. Pero en los vinos de 100+ dólares, el público quiere una hermosa botella y un tapón importante. Algo más lujoso. Por eso, la misión es educar al consumidor para que entienda que es mucho más valiosa una botella liviana que cuida nuestro medio ambiente y que vale la pena el cambio.

Para esto tanto minoristas como productores deben asociarse y realizar campañas educativas, capacitar al personal y colocar carteles que digan: “¿Sabías que el peso de la botella representa 60% de la huella de carbono de un vino?”

Tenemos la responsabilidad de educar a los consumidores. Sin esa educación, el consumidor tendrá  dos botellas en la mano y será fácil decidir que la más pesada es más premium y que tiene mejor relación calidad-precio. Los minoristas deben contribuir a educar a los consumidores sobre el peso de las botellas y los beneficios de las botellas livianas para el medio ambiente.

Todo el sector debe invertir en publicidad y relaciones públicas para transmitir este mensaje. Los consumidores no conocen lo nocivo del carbono que surge del peso de la botella, solo les preocupa la calidad del vino. Se necesita planificación y la intención de minoristas, restaurantes, vinotecas y productores para educar a los consumidores sobre los beneficios de las botellas livianas.

Campaña educativa para el Catena Appellation Vista Flores Malbec

Catena acaba de lanzar un vino en botella 380g (45% más liviana) en EE.UU y Holanda, el Catena Appellation Malbec, reduciendo a casi la mitad el peso de la botella original de 700g. Recordemos que las botellas de vino premium vacías pesan entre 550 y 1200 gramos.

Este tipo de acción requiere innovación y sobre todo educación. Es una oportunidad para una campaña educativa que explica el peso más ligero y convertirlo en positivo oponiéndose a lo negativo de estar en el estante con un aspecto menos premium, pero sin una explicación.

Etiqueta para mercado Europeo

En EE.UU implementaron una campaña educativa para que el personal del restaurante sepa comunicar los beneficios de las botellas más livianas a los consumidores finales. Capacitaron a los equipos y van a monitorear la implementación. El conocimiento se medirá previo y posterior a la capacitación mediante una encuesta.

En Países Bajos lanzarán una campaña educativa con el socio minorista Gall & Gall, que tiene 300+ establecimientos. Se usarán ilustraciones para capacitar al personal de planta y gestionar ventas y encuestas antes y después de la capacitación.

Los vinos también se lanzan en Angélica, el restaurante con mención Michelin "primer vino" en Catena Zapata Mendoza, Argentina. Planean capacitar a los servidores allí y obtener datos sobre qué tipo de cosas preguntan los consumidores.

Representa y distribuye en Paraguay Frutos de los Andes

Notas relacionadas

Lo más leído