16 de Julio de 2020
Destino: Brasil
Brasil, con su dimensión cuasi continental, ofrece infinidad de destinos para vacacionar. En esta oportunidad optamos por lugares no tan obvios para disfrutar y, por supuesto, comer.

La "Perla del Atlántico", como es conocida la ciudad de Guarujá, es muy solicitada por los turistas en la temporada alta. Está ubicada en la región norte del estado a 88 km de la capital São Paulo y tiene playas maravillosas, infraestructura moderna, construcciones históricas, eventos culturales y excelentes restaurantes. Su extensa franja de arena, las transparentes aguas azules y verdes, y la mata atlántica con aires a paraíso, contrastan con el gran movimiento de la ciudad y su admirable infraestructura y su gran número restaurantes. 

Un restaurante muy tradicional es el "Rufino’s", fundado en la década del 70 por un español nacido en una ciudad de marineros, motivo que le inspiró a crear un restaurante especializado en frutos de mar. Al estar allí no titubeé ante el plato "Grelhado à Rufino’s": una tabla de camarones, calamares, mejillones, pulpos, ostras y langostinos. Otro restaurante muy concurrido es el Avelino’s con frutos de mar, pescados, carnes y pastas. Es muy acogedor e ideal para la cena. Muy rico es el plato "Estação Rosa", de salmón, camarones y calamares a la plancha, cubierto con locotes y arroz a la griega.

22 de Marzo de 2020

Alacarta

Ciudades hermanas separadas por siete kilómetros, Recife y Olinda, se originan en el período colonial y preservan la herencia de los portugueses y holandeses. Considerada Patrimonio Cultural Mundial, Olinda es encantadora con sus bellas construcciones, mirantes y galerías de arte. El ascensor del "Alto da Sé" permite una fantástica vista panorámica de la ciudad.

Otra recomendación es el paseo por "Rua do Amparo", polo cultural donde visitar museos y probar la gastronomía nordestina. El abanico de restaurantes es envidiable. La cocina de Pernambuco es miscegenada, influenciada por la cocina portuguesa, africana e indígena. En las cartas hay platos típicos regionales (pescados y moquecas), y platos más fuertes heredados de los residentes del sertón (como la "Carne de Sol" y la "Buchada de Bode"). Un detalle interesante es que compartimos con ellos la gran afinidad por la mandioca. Es común ver estos platos regionales en los desayunos de los hoteles; mandioca acompañada de carne de sol, tapioca y cuscus hacen parte del desayuno nordestino.

Para conocer de la cocina regional restaurantes como "Parraxaxá" y "Leite", son las mejores opciones. El primero es el restaurante más conocido de Recife y ofrece un buffet con variedad de platos que incluyen lo mejor de la cocina brasilera. "Leite" es el restaurante más antiguo de Recife y quizá, el más antiguo del Brasil. Ofrece ambiente y menú refinado con música de piano de fondo, especial para una cena. 

La naturaleza fue generosa con la bahía de Angra dos Reis, un archipiélago formado por 365 islas salpicadas en un mar de aguas cristalinas. Queda a 151 km de Río de Janeiro y la mejor manera de conocerla en profundidad es en barco en un paseo entre escenarios paradisíacos.

Angra contempla una numerosa y diversificada vida marina lo cual la hace uno de los mejores lugares para el buceo. Además de una gran cantidad de peces, moluscos, crustáceos y tortugas, los adeptos de este deporte podrán encontrar barcos naufragados en sus transparentes aguas. El lugar posee muchos atractivos, e indudablemente las playas y su gastronomía son parte de ellos.

El restaurante "Canto das Canoas" ofrece platos típicos del litoral brasileño en un bellísimo ambiente en la isla de Gigoia, con vista a la Playa Vitorino. En su menú hay pescados, camarones y cangrejos y una amplia carta de vinos y postres. El "Risotto de Camarón" es el plato más solicitado. Está también el "Angra Bistró", un restaurante anexado al hotel Angra Boutique, abierto al público en general. Su ambiente es acogedor y sofisticado, su cocina variada e internacional. Mejor opción: "Bobó de Camarão". ■

Notas relacionadas

Lo más leído